Si estás hasta los bemoles de que tu perro ignore tus 'siéntate', 'dame la patita' o 'tráeme el periódico, maldito hijo de perra', este dispensador de comida podrá ponerte las cosas más fáciles.

Pongámonos en situación: entras en tu casa y descubres que tu perro no está firme ante la puerta para recibirte. Sueltas un severo '¿Toby?' con el mismo acento con el que Robert de Niro diría '¿abogado?' en "El Cabo del Miedo". 'Sal, ratita, quiero que me des la patita...'. Aparece el chucho, desafiante, lamiéndose la entrepierna y oliéndote el culo a partes iguales. Sacas la pistola, le apuntas al entrecejo y por un momento te sientes como Clint Eastwood en "Impacto Súbito".

No me obligues a castigarte.

Antes de que te des cuenta, Toby te habrá dado la patita, la cartera y los buenos días antes de salir corriendo.

4 comentarios

  1. Perséfone // 9 de junio de 2009, 17:36  

    No sé si el invento de marras será útil, pero desde luego no se puede decir que no sea, cuando menos, original ¿Eh?

    ¿Qué tal esos exámenes?

    Un abrazo.

  2. Anónimo // 12 de junio de 2009, 3:04  

    Yo digo : NO a las armas!!!!!

  3. Acuarius // 24 de junio de 2009, 13:14  

    :=)

  4. salvadorpliego // 12 de agosto de 2009, 8:12  

    Te propongo un intercambio: te otorgo mi voto para los premios 20Blogs 2009 en la categoría Humor
    si tú me votas para Cultura, que es la que me interesa. Éste es mi blog:
    http://lablogoteca.20minutos.es/salvador-pliego-poesia-10934/0/